La Iglesia-Museo

El interior de la iglesia de San Martín Pinario, respondiendo al diseño ideado por MATEO LÓPEZ, presenta una única nave longitudinal, cubierta con una bóveda de cañón de falsos casetones; esto se completa con seis capillas laterales, tres a cada lado de la nave principal, comunicadas entre sí y cubiertas, asimismo, con bóvedas de cañón casetonadas. Bebe este diseño del modelo creado por ALBERTI en San Andrés de Mantua, y popularizado posteriormente en Il Gesú de Roma, de VIGNOLA. El plano del templo romano, modelo de iglesia jesuita por excelencia, se parece mucho al de la iglesia de San Martín, que en este caso, y como ya hemos visto, es benedictina. La planta se remata un presbiterio de cabecera recta -lo habitual es la forma de ábside semicircular- y menor altura que la nave. A los pies, sobre los dos últimos tramos de la nave, se sitúa el coro alto, sustentado por una bóveda plana casetonada realizada ya en el siglo XVIII, que presenta la peculiaridad de que, para aliviar su peso, la piedra y la madera imitando piedra se alternan.